Rutas por carretera

CASTELLOTE – MOLINOS – CUEVAS DE CAÑART – BORDÓN

Esta ruta propone la visita de cuatro localidades pero, en el camino, podemos visitar

otros lugares:

Castellote

Castellote

Comenzamos en Castellote, donde recorremos el casco antiguo declarado Conjunto Histórico Artístico y donde encontramos la iglesia parroquial, obra gótica dedicada a San Miguel; la ermita de la Virgen del Agua que guarda la hermosa talla románica que le da nombre y diversos edificios de los siglos XVI al XIX entre los cuales destacan casa Gordiano, casa Planas, casa de las Pepetas y casa de Don José. También encontraremos el Centro de Interpretación

de Los Templarios. Imprescindible en Castellote ascender por la senda que conduce al imponente castillo medieval, colgado en el borde de la cresta de la montaña, donde tuvieron lugar importantes episodios de la historia templaria y carlista de la localidad.

Abandonamos Castellote por debajo del túnel y tomamos la carretera a Molinos. Podemos acercarnos a visitar la ermita del Llovedor, del siglo XVIII, enclavada bajo una cortina de musgo, en un paraje de gran interés.

Llegamos a Molinos y recorremos la población admirando el torreón medieval del siglo XII, la casa del Concejo, la iglesia de Ntra. Sra. de las Nieves, obra gótica del siglo XV, el barranco y ermita de San Nicolás y la casa del Moro. No dejaremos de visitar el Museo del Parque Cultural y la sala donde se exponen las sorprendentes esculturas en hierro del artista Eleuterio Blasco Ferrer. En Molinos son visita obligada las Grutas de Cristal, una auténtica maravilla subterránea, a pocos kilómetros de la localidad.

cuevas de canart

Cuevas de Cañart

Volveremos hacia Castellote pero tomaremos el desvío a Cuevas de Cañart, localidad declarada Conjunto Histórico Artístico, y donde destacan la iglesia de San Pedro Apóstol, la

ermita de San Blas, que sirve como Centro de Interpretación de la localidad y los conventos

de los Monjes Servitas y el de las Concepcionistas Franciscanas, el portal de Marzo, el ayuntamiento, el antiguo horno medieval y varias casas nobles entre las cuales destacan casa

Moliner y casa de los Arellano, convertida hoy en un lujoso hotel.

Continuaremos en dirección a Dos Torres de Mercader y Ladruñán. Bordearemos el Pantano, al que da nombre la desaparecida localidad de Santolea, a través de una sinuosa carretera hasta llegar a Bordón. Este pueblo es conocido por su iglesia parroquial, construida para albergar la Virgen de la Carrasca. La Virgen se apareció a un pastor sobre una carrasca y en ese mismo lugar los monjes templarios de Castellote levantaron primero una ermita y más tarde la iglesia y el convento de la orden. La iglesia fue renovada en el barroco con unas interesantes pinturas que cubren todo el interior. Del periodo gótico conserva la traza exterior con sus canecillos decorados, la torre que alberga un oratorio y la preciosa capilla de Santa Lucía.

PITARQUE – VILLARLUENGO – LA CAÑADA DE BENATANDUZ – TRONCHÓN

Pitarque

Pitarque

La ruta se inicia en Pitarque, donde recorriendo sus calles encontramos la iglesia de Santa María la Mayor, del siglo XIX promovida, ya en época tan tardía por la orden de San Juan, que se construye una casa en el lado izquierdo de la cabecera de la iglesia, comunicando con esta. A continuación, el camino que conduce al Nacimiento del Río Pitarque, uno de los parajes más hermosos de la comarca. Recorriendo este camino tropezaremos con la ermita de la Virgen de la Peña y con una antigua central eléctrica. El camino se verá con creces recompensado al llegar al Nacimiento, una surgencia de agua entre bellas formaciones rocosas. En Pitarque son numerosas las historias que nos hablan de las acciones de los “maquis”, que campaban por estos parajes en los años 40.

Al salir de Pitarque tomaremos la carretera en dirección a Ejulve para acercarnos a contemplar un capricho de la naturaleza, los “Órganos de Montoro”, apelativo que reciben por parecer los tubos de un órgano. Formación geológica que sorprende al visitante y donde se puede practicar la escalada.

Nos acercaremos a visitar la localidad de Villarluengo, donde recorreremos sus

Villarluengo

Villarluengo

calles encontrando la iglesia parroquial de Ntra. Sra. de la Asunción, de factura neoclásica; el ayuntamiento, de estilo aragonés de los siglos XVI y XVII, el Centro de Interpretación Ambiental y de la Cabra Hispánica en el Maestrazgo, un portal de la antigua muralla y, para terminar, observar el precioso y abrupto paisaje que circunda la localidad desde el “Balcón de los Forasteros”. En los alrededores de Villarluengo hay numerosas masías con torre fortificada que datan del siglo XIV. Merece la pena acercarse a conocer alguna de ellas, por ejemplo Torre

Gorgue o Torre Montesanto, convertida en hostal, que están muy cerca de la localidad y a las

que se puede acceder a través de senderos.

Visitaremos Cañada de Benatanduz. Asentada en lo alto de profundos barrancos, su caserío se extiende por los altozanos distribuido en tres barrios a pesar de sus pocos habitantes. El más antiguo está prácticamente deshabitado pero en el podemos ver un conjunto compuesto por la imponente iglesia parroquial barroca haciendo esquina con el hospital de los pobres y el ayuntamiento, con sendas lonjas de arcos en su planta baja, ambos del siglo XVI. En lo alto de este barrio estaba el antiguo castillo y por sus inmediaciones no es raro encontrarnos con alguna cabra montés.

Volveremos hacia Villarluengo para desviarnos hacia Tronchón. En el camino podemos observar a la izquierda otra masía con torre, la Torre Piquer. Tronchón, incoado para su declaración de Conjunto Histórico Artístico, alberga numerosos edificios de interés: la Iglesia que guarda celosa retablos y pinturas de bastante calidad, la casa Consistorial con su lonja de arcos y su prominente alero de madera, el portal del Val y el portal de San Miguel, la casa Rectoral, el palacio del Marqués de Valdeolivo, la casa del Santo, la casa Monforte, el lúgubre calabozo gótico y la cárcel nueva. Tronchón merece una visita detenida de todas sus calles y un paseo hacia alguna de sus ermitas: Virgen del Tremedal, Santa Ana y San Antonio.

PUERTOMINGALVO – MOSQUERUELA – LA IGLESUELA DEL CID – CANTAVIEJA – MIRAMBEL – LA CUBA

La ruta se inicia en Puertomingalvo donde cabe destacar su casco histórico y en

Puertomingalvo

Puertomingalvo

él su ayuntamiento de estilo gótico. En sus antiguas mazmorras se encuentra el Centro de Interpretación de los Castillos. También son de interés las fachadas de piedra de sillería y aleros de algunas casas. Como restos de la época de la reconquista aún quedan el castillo y dos torres.

Seguidamente encontramos Mosqueruela que aún conserva restos de su antigua muralla, torres y portales y donde cabe destacar la Iglesia de la Asunción, el edificio del hospital, el Palacio del Rey Don Jaime o varias casas solariegas.

En La Iglesuela del Cid declarada Conjunto Histórico Artístico, nos sorprenderá por sus imponentes palacios que bien podrían formar parte del caserío de cualquier importante ciudad aragonesa, y que sirven para mostrar el importante poder económico de familias como los Daudén, Matutano, Aliaga, Guijarro, Santa Pau o Agramunt. Lacasa Matutano Daudén, hoy convertida en hospedería, se decora con pinturas barrocas civiles y religiosas que representan tradiciones tan arraigadas como la procesión a la ermita de la Virgen del Cid. Pero también destacan la torre de los Nublos y casa Consistorial, edificios que formaban parte del antiguo castillo templario, la iglesia de la Purificación, el portal de San Pablo y,

Iglesuela del Cid

Iglesuela del Cid

a 6 Km., la ermita de la Virgen del Cid. Este santuario pleno de historia, mitos y leyendas en torno la Virgen románica del Cid y al propio Campeador, se levanta desde época medieval sobre un antiguo poblado íbero. Construido a mediados del XVI, está decorado con preciosos retablos del periodo barroco, y anexa a ella cuenta con varias dependencias para albergar a los romeros.

Dejaremos Iglesuela para dirigirnos a Cantavieja, que también cuenta con declaración de Conjunto Histórico Artístico. En Cantavieja destaca la estructura y situación de su casco urbano, encima de una montaña y rodeada de barrancos, situación que le valió su destacado papel histórico. La plaza porticada es uno de los lugares más hermosos del Maestrazgo. Está configurada por la iglesia de la Asunción, de enormes dimensiones, construida en el barroco según el modelo de la basílica del Pilar; la casa del Concejo, de origen gótico y otro edificio también porticado, probable sede administrativa de la Bailía sanjuanista que encabezaba Cantavieja. Otros monumentos de interés encontramos en Cantavieja: la iglesia gótica de San Miguel con un interesante sepulcro esculpido en alabastro, los restos del castillo y las murallas, casa Zurita, casa Peralta y restos de otras casas nobles de las que quedan los escudos de las fachadas. Es imprescindible visitar el Museo de las Guerras Carlistas de Cantavieja donde se explican los principales hitos de este conflicto en la comarca.

Partimos hacia Mirambel, “una joya entre murallas”. Su perímetro amurallado, el mejor conservado de la provincia, se conserva perfectamente y es necesario

Mirambel

Mirambel

acceder a su interior

por uno de sus cinco portales. Dentro encontramos un recoleto pueblo donde parece que el tiempo se ha detenido. Destaca la iglesia de Santa Margarita, del siglo XVII, los restos del castillo, el portal y el convento de las Agustinas y su conocido portal, la casa Consistorial, y otras casas como casa Zurita, la casa Pastor y casa Costeras o los palacios renacentistas llamados Casa Aliaga y Casa Castellot. Mirambel sorprende en cada rincón al visitante. Es un escenario de cine, donde se han rodado fragmentos de “Tierra y Libertad”, “En brazos de la Mujer madura” y la serie “Clase Media”. También sirvió de inspiración al universo romántico de Pío Baroja a principios del siglo XX.

Tras salir de Mirambel nos dirigiremos a La Cuba, pequeña localidad en el límite provincial con Castellón, donde podemos dar una vuelta por sus calles y contemplar la iglesia de San Miguel y la casa Consistorial, ambas del siglo XVII, y el “Pellerich”, lugar que nos recuerda la forma de

hacer justicia en épocas pasadas. También es de obligada visita el Centro de Interpretación de la Industria de Esparto, elemento que en el pasado dio trabajo a toda la población deLa Cuba.

FOTANETE – VILLARROYA DE LOS PINARES – MIRAVETE DE LA SIERRA – ALLEPUZ

Al acercarnos a Fortanete nos sorprenderá la riqueza de sus pinares, unos de los

Fortanete

Fortanete

mejores conservados de la comarca. El caserío se extiende dominado en lo alto por el viejo castillo medieval y cercado en la parte baja por el río. Podremos cruzar el río a través de uno de los puentes mejor conservados de la provincia. Ya en sus calles visitaremos la casa Consistorial, renacentista del siglo XVI, que conserva en sus bajos la cárcel; y al lado la iglesia de la Purificación, terminada en el siglo XVII. Cuenta con varias casas pertenecientes a la nobleza local: casa de los marqueses de Villasegura, casa del Marqués y casa Loras. Puede finalizar la visita acercándose al Centro de Interpretación de los Pinares, donde podrá conocer algo más sobre como fue hasta hace muy poco la forma de vida tradicional de los habitantes de la localidad.

Continuamos hacia Villarroya de los Pinares, donde al entrar encontramos la bella fábrica de la ermita de la Virgen del Loreto. Este tipo de ermitas son muy comunes en la Comarca del Maestrazgo. Se construyen en el periodo barroco y todas repiten la misma tipología con atrio delantero sobre columnas y una sola nave en el interior. En el casco antiguo, declarado Conjunto Histórico Artístico,

destaca la iglesia de la Asunción, de origen gótico. Su cabecera fue reformada a principios del XVII por Francisco Peña, eminente personalidad, quien desde la

Villarroya de los Pinares

Villarroya de los Pinares

corte Vaticana, mandó edificar también por esas fechas, un enorme palacio, la casa Peña, que podemos ver junto al río Guadalope. La torre, separada totalmente de la iglesia, está edificada sobre los restos de una torre de defensa del antiguo castillo. Las calles de Villarroya sorprenden al visitante en cada rincón y evocan el pasado próspero de la villa. Ejemplos de aquel esplendor son la casa Consistorial del siglo XVII, casa Carreras, la antigua fuente

y la casa de la Inquisición, del siglo XVIII. Por último conviene visitar el Centro de Interpretación de la Orden de San Juan del Hospital en el Maestrazgo, situado en la cárcel del siglo XVI que nos hace entender la importancia de la presencia desde la Edad Media en el Maestrazgo de aquellos monjes guerreros.

Nos desviamos hasta la localidad de Miravete de la Sierra, pequeña pero encantadora. Incoada para su declaración de Conjunto Histórico Artístico. Podemos dejar el coche fuera y entrar al pueblo cruzando el río por el puente, construido probablemente en el siglo XVI. Así llegamos a la plaza con la fuente, la lonja-trinquete y la iglesia dedicada a Ntra. Sra. De las Nieves cubierta con primorosas bóvedas de crucería estrellada. En lo alto del pueblo destaca el perfil de la peña donde se situaba el antiguo castillo. Se ha conservado en Miravete la

Allepuz

Allepuz

única la cruz de término, de las que se colocaron en la mayoría de los pueblos de la comarca en el periodo medieval. Destaca también el Ayuntamiento con atrio porticado en forma de “L”. Sobre la vida cotidiana de los vecinos hasta hace relativamente poco tiempo, podemos ver el horno de cocer pan frente a la casa del cura anexa a la iglesia y acercarnos a visitar el antiguo molino donde se

han instalado paneles y vitrinas que, junto con la maquinaria conservada del molino, conforman el Centro de Interpretación del Ciclo del Pan.

Volvemos hacia Villarroya para dirigirnos a Allepuz, en el final de nuestra ruta. Allepuz, al pié de un fuerte cortado donde estaba su castillo, nos muestra la iglesia de la Purificación, del siglo XVIII que nos sorprende por su amplitud con tres naves de la misma altura sobre robustos

pilares, la lonja-trinquete, la ermita del Loreto, del siglo XVI y la casa Grande, transformada en Hospedería de Aragón. Merece la pena si queda tiempo, visitar Sollavientos, antiguo despoblado que ya aparece en documentos de época medieval rodeado de un paisaje de suaves ladera junto al río del mismo nombre.

ESTERCUEL – CONVENTO DEL OLIVAR – ALCORISA – MAS DE LAS MATAS –  LAS PARRAS DE CASTELLOTE – ALMAZARA DE JAGANTA

Iniciamos la ruta en Estercuel donde encontramos como elemento diferenciador el Monasterio del Olivar, único habitado en la provincia de Teruel, actualmente hospedería monacal. Se encuentra a 3 Km. de Estercuel, en plena naturaleza. Se

Alcorisa

Alcorisa

trata de un edificio de arquitectura clasicista que fue construido en los siglos XVI y XVII. En los alrededores del Monasterio encontramos minas a cielo abierto como las de Estercuel, Los Mases y Pinares de Crivillén.

Siguiendo por la N-211 daremos con Alcorisa,donde cabe destacar la iglesia parroquial y el yacimiento del Cabezo de la Guardia de época íbera declarados ambos Bien de Interés Cultural. Esta localidad pertenece además a la Ruta del Tambor y el Bombo y en ella se ubica un Centro de Interpretación dedicado a la Semana Santa.

Seguidamente llegaremos a Mas de las Matas donde el elemento más reseñable es la monumental torre de su iglesia parroquial. También se puede visitar una exposición de arte contemporáneo y arqueología.

Cruzaremos Aguaviva, para dirigirnos a las Parras de Castellote una pequeña localidad con encanto. A muy poco kilómetros de la misma es de obligada visita la  Almazara de Jaganta, antiguo molino de aceite restaurando y abierto al público.

GALVE  – CAMARILLAS – ALIAGA – HINOJOSA DE JARQUE

Entrando por la N-420 encontramos en primer lugar Galve, que destaca por sus

Galve

Galve

hallazgos paleontológicos recogidos buena parte de ellos en un museo dedicado a la paleontología. También se ubica en esta localidad una de la Subsedes de Dinópolis, Legendark.

El siguiente pueblo a destacar es Camarillas por su castillo, su acueducto y la ermita de la Virgen del Campo, de estilo mudéjar (monumento histórico-artístico).

Continuamos carretera hasta dar con Aliaga, pueblo de gran trayectoria minera, muestra de ello es su Centro de Interpretación de la minería que encontramos en el Barrio de Santa Bárbara. También destacan en este municipio el santuario de la Virgen de la Zarza, su castillo medieval y su Parque Geológico.

Siguiendo la carretera  dirección norte, encontramos Hinojosa de Jarque, localidad destacada por su Parque Escultórico, exposición denominada “A la memoria de los pueblos” que consta de 25 esculturas integradas en el municipio con mucha naturalidad.

Mira el mapa de las rutas por carretera.

libro maestrazgo ok

Ultimas noticias

XVIII JORNADAS GASTRONÓMICAS DE OTOÑO EN EL MAESTRAZGO

Desde el 30 de septiembre y hasta el 26 de noviemb

septiembre 20, 2017 read more

ACTIVIDADES ECOTURISMO EN EL MAESTRAZGO

Ya está aquí una nueva edición de actividades de e

septiembre 19, 2017 read more